Los 4 tipos de aceite de oliva que puedes encontrar en el supermercado

0
55

El Aceite de Oliva, nuestro oro líquido, es uno de los tesoros de nuestra gastronomía, base de la dieta mediterránea y de la cultura occidental europea.

Lo empleamos para todo y de todas las maneras posibles. Crudo en ensaladas, regando el pan del desayuno o de un rico bocadillo de jamón. Cocinado en guisos, asados o fritos.

Está claro, el Aceite de Oliva es la segunda sangre de los españoles. Somos los que mejor lo hacemos, aunque no somos los que mejor lo vendemos. Los italianos, que envasan nuestro aceite, lo venden el triple de caro y lo colocan en todo el mundo, como si fuese suyo.

Marketing aparte, la información es poder y por eso, para evitar que os la cuelen por
desconocimiento, a continuación, os dejamos los 4 tipos de aceite de oliva que se pueden comercializar a nivel alimentario.

Son cuatro los tipos de aceite de oliva que la legislación permite comercializar en España:

  • Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
  • Aceite de Oliva Virgen
  • Aceite de Oliva
  • Aceite de Orujo de Oliva.

Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)

El Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) es un aceite elaborado a partir de aceitunas (Oliva); natural y directamente de oliva, sin intervenir otros productos (Virgen), es decir, por medios mecánicos; con una calidad alta o muy alta (Extra).El AOVE tiene extraordinarias cualidades organolépticas y una acidez menor o igual que 0,8º. Cualquier aceite que no cumpla con todo esto, no es AOVE.

Aceite de Oliva Virgen

El Aceite de Oliva Virgen es también un aceite elaborado con olivas, natural, en el que no
intervienen otros productos. En este caso, el aceite no es de muy alta calidad, sino que es de calidad alta, pero teniendo alguna deficiencia con respecto al AOVE. El Aceite de Oliva Virgen tiene muy buenas cualidades organolépticas y una acidez menor o igual que 2º.

Aceite de Oliva

Todos aquellos aceites que no cumplen con las condiciones anteriores y no se pueden
comercializar directamente, bien porque su aroma no es bueno o porque su sabor no es
aceptable, han de pasar por procesos químicos de refino que eliminen estos defectos.
Hablamos del antiguamente llamado Aceite Lampar.

Una vez tratados químicamente, se mezclan con aceites de buena calidad, en proporciones
que se encuentran entre el 15 y el 20 %, para que tomen color y aroma. Hecho esto, el Aceite de Oliva ya se puede consumir.

Aceite de Orujo de Oliva

El aceite de orujo de oliva se obtiene aplicando procedimientos químicos al resto procedente de la obtención del resto de aceites. Tras su refinado, se mezcla con aceites vírgenes para darle mejores condiciones organolépticas. No es un aceite de oliva, puesto que se obtiene a partir del orujo, y es el de peor calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!

* Acepto la política de privacidad

Responsable: Gonzalo Mongil  siendo la Finalidad: poder contestarte al mensaje que me envíes con este formulario de contacto. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento en este formulario. Destinatarios: los datos que me facilitas se guardarán en Webempresa, mi proveedor de email y hosting, y que también cumple con él. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación enviando un email a info@tudominio.com. Para más información consulta nuestra  Política de Privacidad. *

Please enter your name here